MARY POPPINS RETURNS (2018) – RESEÑA

Mary Poppins Returns 2

Dirigida por Rob Marshall y protagonizada por Emily Blunt, Lin-Manuel Miranda y Ben Wishaw. Sin ningún tipo de rodeos la película le hace honor a su título, pues aquel inigualable sentimiento de la magia de Mary Poppins logra establecerse de principio a fin en esta simple y re-contada historia de familia que logra destacarse por unos magníficos números musicales y una puesta en escena arriesgada por tratarse de un puro homenaje.

Cuando escuché la noticia de que se iba a realizar una secuela de la muy amada y aclamada “Mary Poppins” de 1964, el primer pensamiento que me llegó a la cabeza era aquel, dudando la necesidad de tal película. Disney, sin embargo, ha logrado revivir la mayoría de sus franquicias al hacernos experimentar nostalgia pura. “Mary Poppins Returns” es justo eso, nostalgia, adentrarnos en aquella conmoción que sentimos la primera vez que vimos a la nana de los Banks, la primera vez que vimos su magia, su música y su encanto. Emily Blunt es simplemente grandiosa, hace un trabajo espectacular re-encarnando el papel interpretado una vez por la icónica Julie Andrews.

Mary Poppins Returns 3

Al igual que la primera, la película utiliza su fantasía para ir en un vaivén entre la animación y la acción real, de tal manera que pudiendo realizar un mejor trabajo, llego a creer que el filme se resguardó para homenajear aquellos inicios de las caricaturas y brindarnos aspectos como lo lineal y la animación en 2D. Al ser una continuidad, cada palabra, gesto, plano y detalle se convierten en easter eggs para los verdaderos fanáticos de la mujer supercalifragilística. Su director, Rob Marshall, a quien conocemos por “Chicago”, se puede considerar un maestro de los musicales.

Lo que me llevó de sorpresa, aunque no debió de hacerlo, fue el trabajo de Lin-Manuel Miranda, quien se introdujo en la película y terminó siendo lo mejor de la misma. Quien fue la mente maestra detrás de aquellos completamente nuevos y espectaculares números musicales. Gracias a ellos el filme es una rueda sin parar de hacerte sonreír y querer bailar. La par entre Lin-Manuel y Emily Blunt fue impresionante, el talento de voz, de baile y de carisma logra una química que contagia y no importa en el humor con que llegues a ver la película, saldrás como que te acaban de recordar el por qué la vida es bella. Disney lo hace de nuevo y aunque se tropieza en algunos aspectos narrativos, deja saber que este no es su fuerte y revive a nuestra amada Mary Poppins.

Calificación personal: 8/10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *