PEAKY BLINDERS: TEMPORADA 5 (2019) – RESEÑA

Peaky Blinders Season 5

Peaky F****** Blinders, no hay mucho qué decir. Personalmente me gusta llamarla “The Godfather” of television. Y es que cuando hablamos de enfrentamientos actorales, crimen, mafia y sus distintos estratos, creo que “Peaky Blinders” es el contenido televisivo que mejor lo maneja. 

En su quinta temporada la serie se toma el atrevimiento de invertirse mucho más en los eventos históricos que arropaban al Reino Unido a principios del siglo XX, lo que la hace no solo entretenida por como vemos mezclarse la historia de los Shelby con el mundo real, sino que por igual se vuelve apasionadamente interesante esperar el desenlace. 

Esta vez el villano no es un personaje inventado, es nada más y nada menos que Oswald Mosley, un antagonista de la historia per se, líder del partido fascista del Reino Unido, denominado el primer Nazi Inglés. Interpretado por un genial Sam Clafin, es increíble como cinco temporadas después pueden seguir introduciéndonos adversarios que puedan sentirse como una verdadera amenaza para nuestros protagonistas.

Cillian Murphy engrandece lo que desde ya es el papel de su vida, Tommy Shelby. En una temporada que trata los primeros indicios de la globalización, lo que posiblemente sea el downfall de quienes una vez fueron una pandilla con navajas en los sombreros. Si aun no estás viendo Peaky Blinders, este post es para que comiences.

Calificación personal: 9/10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *