THE RENTAL (2020) – RESEÑA

The Rental 3

Por alguna razón siempre he visto el género de horror como una apuesta, y quizás me apoyo en la percepción de que es muy fácil que un único elemento de la película tergiverse por completo el tono, estilo, o hasta entendimiento de la audiencia sobre lo que quieres contar. Pues de por sí es un género que, con algunas excepciones, existe por y para alimentar un morbo insaciable que se encuentra presente en la gran mayoría de nosotros.

Aún más curiosa me parece la decisión de querer embarcarte en el camino de ser un creador que alimenta el género, de fascinarte tanto con el horror/terror, que al mostrar un interés en brindar tu propia visión, ese sea el sendero que decidas recorrer. Y la curiosidad surge no necesariamente frente a mis dudas, sino más bien de una cierta admiración a la confianza que le tienes que tener a tu historia y tu capacidad para convencerte de que aun allí, donde es muy fácil que todo salga mal, tienes algo distinto y que vale la pena contar.

The Rental 2

Dave Franco, a quien conocemos muy bien delante de las cámaras, realiza su debut como director y guionista con “The Rental”, una película que se apega a elementos muy básicos de un género muy específico, lo que hace incontrolable el impulso a compararla con otras películas. Sin embargo, como bien decía en mis párrafos anteriores, pude distinguir aquello que Franco seguro trató como su elemento distintivo, el apego a una realidad muy actual sobre cómo nos embarcamos a lo desconocido sin mucha investigación.

El tratamiento no necesariamente fue mi favorito, sino más bien el hecho de que, hasta su tercer acto, los protagonistas eran sus propios villanos. En una constante paranoia y la obstinada necesidad de luchar por las injusticias, un argumento inculcado en las entrañas de absolutamente todas las conversaciones que tenemos hoy en día, terminan siendo el inicio de una velada condenada al fracaso.

Rental_AR_06.01.19_163.ARW

Y claro, algunas cosas salieron mal, incluyendo una que otras decisiones de sus personajes, que no se apoyaban en una lógica necesaria para el desarrollo que veníamos viendo. Así como también la casi inevitable caída en clichés del género que tornaban a volverse predicciones de acciones. De todas maneras, esto no fue suficiente para sacarte del inmenso sentimiento de que algo está a punto de pasar. Lo que me lleva a concluir que se manejó un suspenso bastante efectivo totalmente arraigado de sus diálogos.

Pero también debo de hablar de su última escena, que estoy seguro terminó siendo el último peldaño de la apuesta de Dave Franco a que esta sea su primera película, y es el hecho de que le resta importancia a sus muy buenos personajes y se concentra en una figura que desconocemos. Esto no necesariamente es algo malo, sino variable en la percepción de una audiencia dividida. Me gustó porque le agrega profundidad a lo que se contó, que en su núcleo es la inmensa cercanía de una inseguridad apoyada en el nuevo modelo de vacacionar alquilando viviendas en línea, mucho más cuando apoyas la incertidumbre de lo racial.

The Rental 4

Calificación personal: 7/10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *