INSIDE LLEWYN DAVIS (2013) – RESEÑA

Inside Llewyn Davis

Qué ingenuo es pensar que existe alguien allí afuera que pasa por la vida sin penas. Todos tenemos nuestros demonios, y por mucho tiempo suelen ser mucho más grandes que nosotros, hasta un día. El cine de los hermanos Coen se caracteriza por tres cosas, comedia negra, crimen y el más penetrante sentido de lo estadounidense.

Pero en el centro de todo esto está lo que los hace aun más trascendentes, sus personajes, escritos perfectamente imperfectos, como si se tratase de contar la historia de alguien que va por la vida como de casualidad, magníficamente actuados en la gran mayoría de los casos. En “Inside Llewyn Davis”, no fue hasta terminarla que caí en la magistral ironía de su título, no vemos una historia sobre un artista intentando hacerse grande, estamos viendo una historia de alguien que simplemente está intentando vivir con sus propias imperfecciones.

Qué grandioso me ha parecido Oscar Isaac en esta cuarentena, donde he tenido la oportunidad de ver sus dos mejores papeles en mi opinión. Acompañado esta vez de una siempre perfecta Carey Mulligan y apariciones especiales grandiosas de Adam Driver, Justin Timberlake y John Goodman, el perfecto ejemplo de que solo con el sentimiento de personajes vivos quizás se podría hacer una película.

Isaac da vida plena a Llewyn Davis, con una voz hermosa que se va desgastando junto con su esperanza. El pasado nos frena a absolutamente todos, pero está en nosotros romper eso. Creo que una película así trasciende un poco por el propio hecho de haber sido dirigida por los Coen, aunque me pareció muy buena.

Calificación personal: 8/10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *