FANTASTIC BEASTS: THE SECRETS OF DUMBLEDORE (2022) – RESEÑA

Fantastic Beasts The Secrets of Dumbledore 2

Nunca se sentirá viejo regresar al Wizarding World, a fin de cuentas siempre será aquel mundo de fantasía donde podremos escapar. Y precisamente eso sentí al ver “Fantastic Beasts: The Secrets of Dumbledore”, que me desapegué de todo lo que me ataba y logré transportarme a la magia de su universo. En un gran esfuerzo por salvar la franquicia luego de “The Crimes of Grindelwald”, esta nueva entrega se marca como un paso a favor, logrando acercarnos a sus personajes y engrandecer su orbe.

La piedra angular que por siempre marcará la diferencia entre la saga de Harry Potter y la de Fantastic Beasts es la propia naturaleza de sus personajes. En la franquicia de “the boy who lived” seguimos a un grupo de niños que se vuelven adolescentes en un mundo mágico, y todo lo que esto conlleva para hacer frente a la historia de un único protagonista. Mientras que en Fantastic Beasts nos encontramos con múltiples caras protagónicas, establecidas en una edad más adulta que de por sí atrae seriedad a los hombros de la cinta.

Fantastic Beasts The Secrets of Dumbledore 4

En Fantastic Beasts no veremos a los personajes crecer a través de los años, sino que desde un inicio se marcó un conflicto que deberá ser resuelto por figuras que ya tienen una historia establecida y esto simplemente es un capítulo más dentro de sus aventuras. Lo detallo de esta forma intentando buscarle una explicación a por qué estas películas se sienten tan diferentes a lo que conocíamos como el Wizarding World.

Cuando en Harry Potter el sentido de misterio acompañaba a los juegos, la niñez, y la emoción de lo primero, en Fantastic Beasts nos encontramos con traumas, magia oscura, política, amores perdidos y un mundo cada vez más con arraigos del nuestro. Como si la franquicia se vio obligada a crecer junto con su audiencia. Pero eso no necesariamente es malo, sino distinto y requeridor de tiempo para acostumbrarse.

Fantastic Beasts The Secrets of Dumbledore

“The Secrets of Dumbledore”, sin embargo, aprovecha su largo metraje para engrandecer este universo del cual somos tan hambrientos, ver un espacio nuevo se siente tan refrescante y emocionante como a la vez lo es regresar a los pasillos de Hogwarts y ver a los estudiantes jugando Quidditch. Así como también la película abraza su rareza y hace honor a su título para mostrarnos y darle protagonismo a los animales fantásticos que se pueden encontrar en este mundo.

La adición de Steve Kloves en el guion es notable, sobre todo comparándola con su predecesora “The Crimes of Grindelwald”, que deslució por dejar demasiado para futuras películas. Pues “The Secrets of Dumbledore”, aunque extensa, logra seguir una línea narrativa que se mantiene por sí sola, utilizando elementos de películas anti-heist y haciendo alusión al pasado de uno de los personajes más queridos de toda la franquicia, logra comprometer nuestro conocimiento previo del personaje para abrazar por completo esta nueva verdad.

Fantastic Beasts The Secrets of Dumbledore 3

Jude Law permitió que Albus Dumbledore, por primera vez, se sintiera cercano y relacionable, mientras que Eddie Redmayne como Newt Scamander continúa emocionándome por sus características tan peculiares y diferentes a todo lo que hemos visto anteriormente en la franquicia. Newt es el único personaje que no fue reciclado de Harry Potter. No puedo dejar de mencionar al inigualable Mads Mikkelsen, que adopta completamente la madurez del villano y el universo hasta el punto que se siente como que es demasiado para el tono que la película quiere mantener. Siempre magnífico.

Conectando con el tono y la diferencia, la magia, las coreografías, la acción, las peleas y las actuaciones en “The Secrets of Dumbledore” acogen una oscuridad, madurez, agresividad y astucia que logra diferenciarse por completo de lo anterior para entretener un público más adulto. En fin, quizás estoy escogiendo por completo mis palabras de fanático, pero con esta mejora luego de “The Crimes of Grindelwald”, yo sí quiero ver más de Fantastic Beasts.

Calificación personal: 8/10.