BLACK MIRROR: BANDERSNATCH (2018) – RESEÑA

Black Mirror Bandersnatch

Ya hace par de meses que se estrenó esta primera propuesta interactiva de Netflix que aunque sufre de una que otra falla narrativa, logró cautivar a un gran público por haber sido la primera se su género. Lo que prometió ser toda una experiencia cinematográfica y/o evento “Black Mirror”, terminó siendo una simulación live action de lo que los video juegos han estado haciendo por años, estancándose en su propia paradoja narrativa pero que de alguna u otra forma logra entretener por el atrevimiento de Netflix de introducirnos a esto y por las propias situaciones en las que se ve envuelto su personaje principal.

Mis dos problemas principales con “Bandersnatch” se encuentran, primero en la carencia del sentimiento de que te faltó algo por ver. De alguna manera y en mi opinión, las experiencias de escoger tu propia aventura deben de sentirse como retadoras y culminantes en el hecho de que si tomas una decisión, no hay vuelta atrás. No se si es por ser la primera vez, pero ese no era el caso con esta experiencia. Si te quedabas el tiempo suficiente pegado a tu pantalla lograbas ver absolutamente todas las opciones y variantes que se le presentaban a su personaje. El segundo problema mostrándose ene el hecho de como visual y narrativamente, lo que pudo haber sido una puesta en escena excepcional, se queda corta hasta comparándola con otros episodios de la misma “Black Mirror”. Es como si el hecho de ser interactiva elimina que tengamos que ponerle atención a otros aspectos, como la propia ubicación en 1984.

Black Mirror Bandersnatch 2

Luego de ahí, debo confesar que quedé totalmente atrapado con Bandersnatch, desde la primera decisión hasta la última, me moría de la curiosidad pensando en como se desarrollaría esta historia. Su paradoja de tratar el propio tema de las decisiones fue un movimiento atrevido para introducir la interacción pues complica al espectador dentro de un formato al cual desde ya no está acostumbrado, lo que me pareció super interesante. Visualmente se permite tomar libertades que vayan de la mano con la propia experiencia, utilizando planos que se verían extraños en un largometraje de ficción pero que de alguna manera se ven fluidos en esta nueva experiencia.

En fin, no la catalogo como una invención y/o innovación por parte de Netflix por el propio tema de los videojuegos, pero sí aplaudo el hecho de que se aproveche esta plataforma para brindar un contenido distinto y que requiera más atención por parte de la audiencia que simplemente mirar a la pantalla. De cierta forma el hecho de que sea interactiva te introduce en la historia de manera tal que tú mismo te vuelves crítico de los aspectos más ligeros de la experiencia. Opino que por la propia naturaleza de la historia, se le complica a Netflix el traer más contenido de ficción asociado a este formato, pero sabemos que para ellos las complicaciones son retos. Ya anunciaron el próximo contenido interactivo, y aunque el primero no trascenderá, los primeros pasos se aplauden.

Calificación personal: 7/10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *