BOHEMIAN RHAPSODY (2018) – RESEÑA

Bohemian Rhapsody

Dirigida por Bryan Singer y protagonizada por Rami Malek, la historia de Freddie Mercury contada a través de sus propios ojos. El mayor desafío de realizar una película biográfica es vivir a las expectativas de lo creado por aquel magnífico ser humano de quién se cuenta la historia. “Bohemian Rhapsody” brilla por la grandeza de Mercury y el peso de quien lo interpreta, pero sufre de fuertes bajas en su guion.

Fanático o no de la icónica QUEEN, su trascendencia es indudable, razón por la cual es instantánea la conexión que se hace con la vibra de la película al escuchar a lo lejos, o a estruendos, el sonido de su música. La película nos da pinceladas de como fue el origen de esta banda y como fueron creadas algunas de sus canciones más inolvidables.

Bohemian Rhapsody 3

Sin embargo, estas pinceladas se tornan ansiosas cuando el filme se encuentra a sí mismo avanzando sin dar espacio a la audiencia de disfrutar la música misma. La película se llama “Bohemian Rhapsody” y en ningún momento escuchamos esta canción de principio a fin. El guion llevaba una historia apresurada que decía mucho pero contaba poco. Así como también su director no se arriesgó a llevar un ritmo armónico con la música.

Rami Malek interpreta sin duda el mejor papel de su carrera, entregándonos un Freddie Mercury humano, vivo e increíble. Merecedor de todos los galardones, Malek es la película y la razón por la que esta resalta. Con trozos super emocionantes y una secuencia final vuelta homenaje. La película lleva un paralelismo grandioso entre quién fue Freddie Mercury, lo que lo atormentaba y lo que le apasionaba. Y aunque al final me gustó, entiendo que él y su música se merecían algo mejor.

Calificación personal: 6/10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *