JULES ET JIM (1962) – RESEÑA

Jules et Jim

 

François Truffaut, uno de los padres fundadores de la muy llamada French New Wave, y probablemente el director francés más popular. Viendo “Jules et Jim” (1962) pude experimentar un poco más de aquel grandioso atrevimiento de su cine, un triangulo amoroso que introducía lo vulgar dentro de una sociedad y personajes que se sienten muy burgueses.

Donde la figura femenina toma el protagonismo detrás de lo controversial y se ubica a la perfección en el medio de una amistad. De cierto modo su director juega con la idea de cómo una mente abierta es capaz de persuadir a las que le rodean. Jules y Jim son como una especie de fachada a la audiencia, pues la verdadera protagonista de la historia es la espectacular Jeanne Moreau como Catherine, una mujer que cuestiona por completo la sociedad en la que vive y se permite libertades como si el qué dirán nunca llegara a sus oídos.

Delicadas actuaciones y diálogos entre Oskar Werner y Henri Serre, que muestran una amistad que se ha permitido trascender en el tiempo, pues la película es cumbre en la filmografía de Truffaut. Me parece intrépido y hasta valiente aquel triángulo de amor mostrado, hasta el punto que la modernidad se vuelve insolente. Sin duda la estructura de la película no se aguantaría en el actual cine moderno, pero se ha mantenido decente con el paso de los años, ni hablar de la delicia visual.

Calificación personal: 8/10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *